Lo único que lamento es que nunca tendré tiempo para leer todos los libros que quiero leer. Françoise Sagan (1935-2004). Escritora francesa.

lunes, 12 de febrero de 2018

5/30 Reseña: Muerte en el cepo - Georgette Heyes

SINOPSIS: En el tranquilo pueblo de Ashleigh Green, bajo los plateados rayos de la luna, Arnold Vereker aparece muerto en medio de un parque. Cuando el inspector Hannasyde se hace cargo del caso se encuentra con una situación inaudita, pues no sólo ninguna de las personas cercanas a Vereker lamenta la muerte del acaudalado heredero, sino que nadie parece tener una coartada, ni muestra el menor interés en simularla.
¡Y muchos tenían por lo menos un motivo! El inspector se encontrará pronto envuelto en el «torbellino Vereker», esa impetuosa, rebelde y, por qué negarlo, irresistible forma de comportarse de esta excéntrica familia. Giros inesperados, revelaciones sorprendentes e impagables conjeturas exigirán toda la paciencia y la sagacidad de Hannasyde para desenredar la intrincada maraña. 
  
Ficha técnica: Paperback, Colección Georgette Heyer, 288 pages. Published 2008 by Salamandra, Barcelona (first published 1935)
Original Title: Death in the Stocks ISBN 8498381924 (ISBN13: 9788498381924)
Edition Language: Spanish


Reseña/opinión personal: 

Esta es mi primera novela de Georgette Heyes, y esperaba más por los comentarios leídos sobre ella, aunque también he leído que la novela romántica e histórica es su fuerte y no demasiado las de este género, pero estaba curiosa por leer algo escrito por ella.
Esta fue una novela que me costó enganchar  en principio, no tanto por su trama, finalmente el asesinato pasar a ser algo secundario con relación a los personajes principales  Antonia y Kenneth y es por estos mismos que se me hizo algo lenta ya que resultaron ser para mí algo insoportables la mayoría de las veces,  pero la historia mejora acercándose casi a su desenlace, no puedo decir que me gustó muchísimo, pero tampoco que es una mala historia o que me aburrió demasiado. Es como un término medio, tiene sus momentos buenos y otros algo lentos debido principalmente a los protagonistas, estos dos hermanos que no tienen fortuna propia pero viven y forman parte de la high society, es el fallecido Arnold, su hermano mayor dueño de una gran fortuna quien les procuraba la buena vida que llevan. Pero cuando comienza la novela se descubre que este ha sido asesinado y son los principales sospechosos.
Antonia o Tony  es bastante infantil, impetuosa y carece de sentido práctico, se deja llevar por los impulsos.
Su novio Rudolph carece de escrúpulos, mentiroso y estafaba a su jefe (hermano mayor de Tony y que fuera asesinado en el cepo).
Kenneth es temperamental, un seudo artista, al que le gusta el arte y pretende ser un  famoso pintor a pesar que no tiene mucho talento, le gustan las mujeres bellas.
Su prometida Violet es una mujer bella aunque algo vulgar y arribista, pero aun así parece ser una mujer sensata e inteligente,  no tiene el estatus social de los Vereker pero ha logrado conquistar a Kenneth y pretende casarse con él
Giles, Abogado y primo de los Vereker,  se ocupa de los asuntos legales de los hermanos. Es un tipo inteligente, un par de años mayor  que sus primos, es  observador, maduro, serio pero no carente de sentido del humor,  centrado,  no es para nada un aventurero ni excéntrico, es el más “normal” dentro de la familia.
Leslie, una amiga de Tony que vive enamorada de Kenneth y pareciera que es su alma gemela, solo que este está obnubilado por la ordinaria belleza de Violet y aunque pareciera tenerle cariño tampoco alienta demasiado la admiración de ella por él.
El inspector Hannasyde es el encargado de llevar a cabo la investigación, un policía sin la carga intelectual ni las células grises al nivel de Poirot, hace bien su trabajo basado en su instinto,  es directo y tiene un cierto  sentido del humor…  no es quien descubre al culpable, dentro de la trama tiene un papel menor siendo que podría haber sido más relevante.

Tony y Kenneth, son muy parecidos, ambos resultan ser bastante desagradables, un poco groseros, insensibles y algo insoportables, niños mimados que no son considerados ni educados con quienes están a su alrededor, son de  sobremanera superficiales y algo excéntricos.  Con tales personajes la trama se hace un poco lenta a veces, sobre todo porque no se toman nada en serio en principio, entrampan la investigación, mienten de vez en cuando. No hay mucha acción pero si muchos diálogos entre los personajes,  a veces sus conversaciones resultan algo reiterativas, sobre todo cuando intentan parecer culpables  y juegan a lanzar teorías de cómo se cometió  el crimen y en como habrían perpetrado ellos mismos  el asesinato. Puede resultar divertida esta superficialidad pero a veces suele tornarse algo pesada dentro de la trama.

La trama se desarrolla lentamente con relación al crimen  y la policía poco puede hacer ante estos sospechosos algo insurrectos porque no obedecen a ley y mucho menos le temen, mienten, entregan pistas falsas por lo que la investigación poco avanza, además que la trama se desarrolla en los años ’30 donde no existía CSI, solo la sagacidad de la policía.
Hay un segundo asesinato que me tomó un poco por sopresa, pero cuando una sospecha quien es el culpable, entonces este asesinato pasa a ser “lógico” dentro del let motiv para ambos asesinatos.
El crimen o su ejecución en sí pareciera que es un tema secundario dentro de la trama, porque como dije hasta el detective cumple una función discreta, y  lo más importante de la historia parecen ser sus personajes, sus personalidades y sus caracteres.
El desenlace finalmente me resultó predecible porque mi sospechoso favorito era el culpable y también predecible en  cuanto a la subtrama, la de  carácter romántico  que está sutilmente contada.
Finalmente Tony y Kenneth logran ser un poco mas amables hacia el final y un poco mas agradables (solo un poco).

La novela si bien me pareció lenta en principio, se acomoda y mejora desde la mitad hasta el desenlace donde ocurren más hechos y descubrimiento, hay un poco más de acción, finalmente termina entreteniendo. Por ahora no más misterios con Georgette Heyes, pero si una novela histórico romántica que está en mis  pendientes. 

3/5



Publicar un comentario