jueves, 2 de julio de 2015

Reseña: Donde termina el arcoiris




Resumen: 
Rosie y Alex, amigos desde la infancia, siguen siendo inseparables a través de los años, y se intercambian regularmente cartas, postales y correos electrónicos. Sus vidas han tomado rumbos muy distintos: Alex estudia medicina en Boston mientras que Rosie, en Dublín, se esfuerza por sacar adelante a su bebé, fruto de una lo ca noche de pasión. A través de sus diálogos conocemos en profundidad sus respectivas vidas, y la realidad de unos sentimientos que nunca se han atrevido a revelar.





Opinión personal:

Anteriormente había leído un libro de Cecelia Ahern (mi reseña aquí http://perezosa69.blogspot.com/2012/04/10-un-lugar-llamado-aqui.html ) y no había quedado muy contenta con ese libro, pero me dije que le daría una oportunidad a la autora de leer algunos de sus otros títulos... y no me arrepiento de haberle dado una nueva chance.

Debo decir que quedé encantada con este libro. 

Me gustó como está escrito de manera muy novedosa, ya que la interacción en el libro es a través de chat, email, tarjetas, invitaciones, postales, ¡¡cartas!! (algo escaso en estos tiempos). A mi no se me hizo para nada difícil la lectura, porque está muy bien desarrollada la cronología y los mensajes que se intercambian los personajes nos llevan a tener claro los hechos que se van sucediendo.

Es un viaje a través de las vidas de Rosie y Alex y de la gente a su alrededor: sus padres y herman@s, su profesora, amigos y/o parejas que vienen, llegan y se van, hij@s que conforman los personajes secundarios que dan vida a la historia.

Es un viaje a través de los años: infancia, adolescencia, juventud, adultez y madurez de los protagonistas. 

A través del libro vamos conociendo como sus vidas van cambiando y las personalidades van transformándose.

Hay pasajes en la historias con momentos en que las circunstancias parecían algo telenovelesca entre los ires y venires, pero son los menos y  el libro en su totalidad me gustó mucho.

Rosie es una protagonista "real", pareciera que nunca le ocurre nada bueno, tropieza con obstáculos, no puede lograr conquistar sus sueños, se frustra, llora, pero siempre sale adelante, es una luchadora y generalmente optimista, que se toma a veces con humor los vaivenes de su vida...

Debo decir que me sentí identificada con Rosie en algunos pasajes del libro. 

El libro es un viaje en la vida de los protagonistas entre los 8 a los 50 años. Por tanto en mi caso, teniendo esta edad, para mí ha sido distinto leerlo que para alguien que está en sus 20 o 30 años, porque tengo una visión distinta de la vida, tengo mas años vividos y puedo decir que la vida es como la de Rosie, como la de Alex, como la de Ruby... y es posible entender mucho de lo que allí se cuenta.

Es un libro con el que me sentí identificada, (hubo anécdotas que sentí que fueron parte de mi vida). Es una historia que me hizo reír y que también me hizo derramar lagrimones.

La vida está llena de decisiones y si solo pensamos en nosotr@s las cosas serían distintas quizás, pero much@s somos como Rosie, como Alex, no siempre nuestras decisiones están basadas en el bienestar personal sino en consecuencia de miles de razones y motivos de que y quienes nos rodean y eso es lo que transmite el libro... acción y consecuencia...

El libro nos dice tres  verdades:

que la vida es realmente mas de agraz que de dulce, pero esto último es lo que nos levanta y nos obliga a continuar...

que el tiempo realmente se pasa volando y no nos damos ni cuenta cuando dejamos atrás la juventud y muchos de nuestros sueños quedan en el camino...

que el amor no tiene edad o que nunca es tarde para el amor...

Si bien el final es un poco abrupto, creo que finalmente no era necesario mayor descripción porque a través del libro los protagonistas se dicen o transmiten  (o nosotr@s lo sabemos) lo que sienten, por tanto el desenlace no necesitaba demasiado azúcar para ser el que una espera cuando lee este género literario. 

Finalmente el amor real no es tan edulcorado ni tan rosa, menos cuando se han vivido sobre una montaña rusa de emociones...la pasión no necesariamente es violenta o vertiginosa ... 

Debo decir que este libro me hizo soltar lágrimas, hacía tiempo que no marcaba frases y páginas, y con esta novela lo hice, porque me llevaron a recordar mi pasado y presente y me detuve a reflexionar. Realmente me gustó mucho.

Hay una versión en el cine que estrenaron el año pasado (y que tengo para ver en casa) aunque dicen que le hicieron cambios, pero  igual la veré, aunque  desde ya debo decir que preferiré el libro así tal cual está escrito.

Y me dan ganas de leer próximamente otro libro de la autora, mi opinión respecto a ella ha variado desde el libro que anteriormente había leído. 

Como he comentado anteriormente, no estoy calificando los libros, solo les puedo decir que lean  "Donde termina el Arcoiris" porque es  un libro totalmente recomendable para almas románticas, recomendable para lectoras over40 que las llevará a reflexionar y ver en retrospectiva nuestra niñez,adolescencia o juventud según el caso, recomendable para jóvenes lector@s, recomendable para quienes no temen leer mas de 400 páginas de intercambio epistolar por diferentes medios donde se cuentan historias, anécdotas, y recomendable para quienes gustan una lectura sencilla, ágil, sin toques demasiados  románticos ni con contenido erótico, solo se cuenta en forma llana, emotiva y entretenida la vida de los personajes.