martes, 31 de marzo de 2015

Reseña: Anne de Avonlea



RESUMEN 

Continuación de Anne, la de Tejados Verdes, esta novela encuentra a su protagonista, Anne Shirley, en la adolescencia. Idealista, soñadora, de espíritu fresco y poético, debe sin embargo iniciar un lento camino de madurez. A los dieciséis años, luego de completar sus estudios intermedios, se ocupa como maestra en la escuela del pueblo donde vive, lo que da lugar a nuevos personajes y experiencias.
También es el momento de serias responsabilidades familiares cuando Marilla decide adoptar a dos mellizos huérfanos que se comportan como el día y la noche. Sin sensacionalismos ni lugares comunes, L. M. Montgomery entrelaza la inteligencia de Anne, su fe en los otros y en el amor con la pureza de sentimientos y el descubrimiento del placer de la escritura en una narración entretenida, que no evita los conflictos y pesares que trae aparejados el tránsito de la infancia a la juventud.
La heroína pelirroja del clásico de la literatura juvenil de todos los tiempos está de vuelta, todavía llena de vida y entusiasmo, proyectos y algunos de sus ya típicos traspiés.
Anne, la de Avonlea sigue paso a paso el destino de una figura tan entrañable como excepcional.

Mi opinión:
He terminado de leer el segundo libro de la historia de Anne Shirley.
Debo decir que me he entretenido mucho con las historias de Anne a quien le siguen ocurriendo aventuras y “chascarros”.
No es mucho lo que hay que decir de este libro porque su autora es reconocida mundialmente  por la historia de Anne.
El libro es fresco, juvenil e inocente.
Hay que ubicarse en el contexto y época en que transcurre la historia y también el período en el cual vive la escritora.
 Por eso es entendible ciertos  aspectos de la historia  que nos podrían sorprender si no nos ubicamos en ese contexto (que Anne como maestra le pegue a un alumno, a pesar de estar en contra de ese método y de sentirse mal por haberlo hecho)
Para los 17 años de Anne en el libro, ésta aún mantiene la frescura e ingenuidad de la infancia ya que sigue dejando volar su imaginación y crea fantasías y castillos en el aire, encontrando sus almas gemelas tanto en niños como en adultos, pero a la vez  demuestra madurez en su aspecto profesional.
De los personajes del libro que interactúan con Anne (igual que en libro anterior) está su amiga Diane, Gilbert, Marila, la  sra. Lynde, Jane, Priscilla, y hay personajes nuevos como los mellizos  y la srta. Lavanda, entre otros personajes que circulan en forma muy secundaria .
Personalmente el libro me gustó, pero le falta algo, encontré que el Anne de Green Gables fue mas entretenido, mas ingenioso y se justificaban todas las travesuras de Anne. En este libro se entiende que Anne es mas grande, mas adulta, pero hay pasajes algo infantiles. No por eso el libro tiene menos encanto, pero creo que faltó algo.
Me molesta un poco que en este libro se mencione muy poco a Gilbert. Solo hay unas líneas donde se deja entrever los sentimientos de él hacia Anne y de sus anhelos futuros sobre ambos. Pero no se avanza o ahonda en la personalidad de Gilbert. Claro el libro es de Anne y la autora aún no quiere perfilar abiertamente el romance, pero el libro se cierra dejando una puerta abierta en lo que podría ser una relación entre ambos.
Si bien me gustó el libro, no cumplió mis expectativas con relación al primero, creo que fue un poco de mas a menos, la autora resuelve los problemas tan  rápidamente   como se suscitan, y hay mucho de la cotidianidad en la vida de Anne en su profesión y en su vida personal, aunque eché en falta, reitero, a Gilbert y mas historias de ambos, ya que los pocos instantes que ambos comparten en el libro, la autora no se explaya en descripción de sus sentimientos ni de las conversaciones que ambos tienen, solo se deja entrever a través de líneas que son amigos muy cercanos y que Anne confía mucho en él.  
Finalmente es un clásico. Quizás si lo hubiera leído cuando correspondía, habría disfrutado mucho mas este libro con los ojos de una adolescente que con los ojos de una señora madura que lo leyó ahora, eso sí nada que decir con relación a Anne que sigue siendo un personaje entrañable.
Aún así con relación al primer libro, le doy 3 de 5. 




La autora:
Lucy Maud Montgomery (1874-1942) fue una exitosa escritora de origen canadiense. Trabajó como maestra en varias escuelas isleñas y como periodista en diarios regionales. Estudió literatura en la Universidad de Dalhousie durante dos años. En 1908 publica su primera novela protagonizada por la revoltosa y dulce heroína pelirroja, Anne. A esta le seguirían varios títulos, que abarcan la adolescencia, juventud y madurez de la protagonista. También publicó colecciones de cuentos, poesías y una autobiografía, en la que se advierten semejanzas y diferencias entre la vida de la escritora y la de su heroína. Hoy su obra es objeto de investigaciones, conferencias y homenajes en todo el mundo.