martes, 13 de octubre de 2015

Reseña: Muerte en la clínica privada - P.D. James



RESUMEN: 

Muerte en la clínica privada de P. D. James:

Un nuevo clásico de la gran dama del crimen.

Cuando la prestigiosa periodista de investigación Rhoda Gradwyn ingresa en Cheverell-Powell, en Dorset, para quitarse una antiestética y antigua cicatriz que le atraviesa el rostro, confía en ser operada por un cirujano célebre y pasar una tranquila semana de convalecencia en una de las mansiones más bonitas de Dorset. Nada le hace presagiar que no saldrá con vida de Cheverell Manor. El inspector Adam Dalgliesh y su equipo se encargarán del caso. Pronto toparán con un segundo asesinato, y tendrán que afrontar problemas mucho más complejos que la cuestión de la inocencia o la culpabilidad.

Muerte en la clínica privada es la decimocuarta novela protagonizada por el inspector Adam Dalgliesh, en una trama excelente y verosímil, con personajes muy reales dotados de gran personalidad psicológica.


Opinión personal:

Es la primera novela que leo de P.D James y debo decir que las 465 páginas de la historia no se me hicieron cuesta arriba como pensé cuando hice la compra.

Debo aclarar que soy una admiradora de Agatha Christie y cuando empecé a interiorizarme sobre esta escritora, leí que muchos la catalogaban como la nueva Agatha C. y debo decir que nada mas lejos de la realidad. Ambas tienen estilos muy diferentes y ambas son muy buenas en su género. 

PD James es no solo una escritora de misterios, sino que ahonda en el alma humana.

Muerte en la clínica privada no solo trata de muerte, misterio y asesinos(as) sino trata de la sicología del ser humano, de su comportamiento, de sus motivaciones.
La autora no nos adentra inmediatamente en el crimen, la historia comienza con un relato de la vida de Rhoda Gradwyn, de su infancia, adolescencia y de su juventud, de como llegó a ser la renombrada periodista y porque decide eliminar una cicatriz que ha tenido prácticamente toda su vida que la lleva a operarse en Cheverell Manor donde encontrará la muerte. Conocemos a la víctima en su totalidad: que siente, que piensa, que le emociona, que odia, a quien ama, que la motiva, etc.lo que nos lleva a conocerla antes de ser asesinada.
A la par nos va contando la historia de los cercanos que la rodean y de quienes la acompañaran en la intervención en la Cheverell Manor: el célebre cirujano, el personal médico, de cocina y administrativo, su antigua dueña. En  estos relatos transcurre las primeras páginas, la autora nos cuenta como cada uno de ellos termina trabajando en la Mansión. Todo esto antes que ocurra el asesinato. 
Este relato inicial introductorio me llevó a  pensar si acaso estaba leyendo alguna novela de crimen y horror... leer sobre los personajes y su vida cotidiana hizo que su lectura fuera amena y misteriosa, leer y leer (sin casi darme cuenta como pasaba las páginas)  para saber cuando ocurrirán los hechos y conocer el porque...
Una vez que ocurre el asesinato aparece el protagonista, esto es el Detective Adam Dalgliesh y sus ayudantes: Karen y Benton. Tampoco es que llegan y aparecen así no más. PD James nos adentra en la vida de cada uno de ellos y de quienes les rodean para de a poco ir entrando en la investigacion del asesinato ocurrido en la Mansión.
El relato avanza fluidamente desde principio a fin, no hay espacio para aburrirse o distraerse, tampoco la lectura es enredada ni complicada, los tempos van en estricto orden que no deja margen a confusión.

Finalmente el asesinato no es en sí lo principal, sino el let motiv de los que viven en la mansión y como no del asesino. A medida que avanza la investigación, los interrogatorios, las confesiones, van descubriéndose los hechos  en perfecto orden cada uno de ellos....

La escritora no da pistas falsas o engañosamente nos deja caer información  para hacernos creer que tal o cual puede haber cometido el asesinato,  no lo hace, sino que presenta los personajes y los hechos, de a poco se va desentrañando el misterio y conocemos al culpable.
Un detalle es que una vez resuelto el asesinato, la autora nos lleva al epílogo para contarnos que sucede con los personajes de la novela, que fue de ellos y en que terminaron sus vidas meses después. Algo interesante porque si bien lo que los reúne es el asesinato de Rodha, finalmente cada quien sigue sus vidas normalmente y de ellos nos enteramos en las últimas páginas de la novela.
Me gustó mucho la novela, las descripciones, la forma de adentrarnos en un crimen y a su vez en el alma humana, en el porque se toman ciertas decisiones.
Es una novela totalmente inglesa en su descripción de los paisajes, del campo, de Dorset, de su gente, de la hora del té y del brandy, de las comidas, de la vestimenta clásica (el tweed por ejemplo)... es casi ver y sentir el frío, la lluvia  de la campiña... me encantan estas historias ambientadas en ese frío clima.

Una novela totalmente recomendable para leer con gusto y con los 5 sentidos agudamente despiertos. Debo decir que realmente ni sospeché por un minuto quien era el asesino ni el motivo del asesinato y eso hacía tiempo que no me pasaba, no es una novela predecible menos mal.
Si bien empecé leyendo una de las últimas novelas de la autora ( o sea al revés) no por eso dejaré de leer sus otras historias, al contrario, he quedado gratamente sorprendida por el estilo de PD James, que creo que pronto estaré con una novela en mis manos dilucidando otro misterio creado de la imaginación de esta talentosa escritora.