lunes, 22 de junio de 2015

Reseña: Un Zoológico para el Rey Sol


RESUMEN: 

Un zoológico para el Rey Sol de Frederic Richaud:

El mayor proyecto arquitectónico del Rey Sol fue sin duda el zoológico de Versalles, obra de Louis Le Van y realizado entre 1662 y 1664. Esa época de esplendor versallesco es la elegida por Frédéric Richaud para narrar las disparatadas aventuras del marqués de Dunan, empeñado en ganarse el favor del monarca mediante la obtención de fieras sorprendentes. Y eso le lleva a un periplo por África, donde deberá enfrentarse a las más arriesgadas y divertidas aventuras, en compañía de una inolvidable galería de personajes (un cura enloquecido, un taxidermista frustrado...).
Frédéric Richaud ha introducido una bocanada de aire fresco en el panorama de la novela histórica de nuestros días con un inaudito dominio de los diversos registros del humor, desde la ironía más fina al disparate de corte surrealista, pero con un incomparable talento sobre todo en el humor negro.

Un novela de no mas de 140 páginas que está muy bien escrita y narrada.
Una novela diferente que nos cuenta las peripecias del Marqués Dunan por acceder a los favores del Rey Luis XIV y formar parte de ese selecto grupo que goza de su benevolencia y atención, porque si bien Dunan está en la Corte, no goza de los "privilegios" que el Rey tiene con aquellos que forman parte de su círculo mas cercano ( por ejemplo que el Rey logre recordar su nombre o facciones al menos y entre otras cosas, algún cortesano tenga la gloria de vaciar el orinal del Rey a modo de ejemplo, que en esos años era indicio irrefutable de ser reconocido por el Rey)

Bien, en esta historia tenemos  a  Dunan, el protagonista principal quien  es un Marques venido a menos, que forma parte de la Corte, pero no ha logrado por mas que ha tratado con miles de ideas y recursos monetarios de hacerse notar ante el Rey. Es un noble que vive de lo superficial y que pasa de falda en falda , de cama en cama, de fiesta en fiesta, de comida en comida y de idea en idea, todo en desmedro de su fortuna, soñando con disfrutar de la Corte, convertirse en favorito del Rey  y  gozar de todos sus beneficios.

Finalmente se le ocurre la brillante idea de ir a África a fin de cazar los mas feroces y nunca vistos animales para que formen parte de un zoológico para el Rey Sol. 

Su viaje a África y su vuelta a Francia forman parte de la mitad del libro, donde nos narran las aventuras que le suceden al Marques de forma graciosa, irónica, sarcástica e incluso algo violenta.

El libro se lee fácil, rápido, tiene algunas sorpresas y el final, al menos para mí, fue inesperado y me dejó algo consternada, pero que también demuestra que el Marques termina tal como empezó, sin ver lo fútil de que es su vida, su persona  y las consecuencias de sus acciones.

Una narración bastante crítica,  irónica y sarcástica que  nos cuenta  la banalidad de la Corte del Rey, la frivolidad, la insensibilidad de la sociedad que rodeaba al Rey en esa época ... 

Un libro bien escrito con momentos de humor y desenlaces sorprendentes.

Dunan es el personajes principal bien descrito y los secundarios que lo acompañan, aunque algo arquetípicos, pero son igualmente interesantes.

Quien no busque una novela "típica" ni romántica ni de lugares comunes, encontraran en esta corta historia un momento de verdadero disfrute. Se lee rapidísimo.