Lo único que lamento es que nunca tendré tiempo para leer todos los libros que quiero leer. Françoise Sagan (1935-2004). Escritora francesa.

martes, 13 de marzo de 2018

#12 Reseña: Anna y el Duque - Kathryn Smith

Resumen:
Escocia, 1818. Poco esperaba el joven Ewan MacLaughlin que su padre, un duque inglés que lo abandonó, le nombrara heredero justo antes de morir. Y mucho menos esperaba conocer a Ana en tan especiales circunstancias.Al acudir a Londres a la lectura del testamento, Ewan encuentra una nueva familia: la viuda de su padre y sus hermanos, Emily y Richard, así como la prometida de este, la delicada Ana. No todos le dan la bienvenida, ya que Richard tenía previsto ser el único heredero, y urdirá una oscura intriga contra el recién llegado.Sin embargo, no cuenta con los sentimientos de la tímida Ana, quien sueña con el verdadero amor. Frente a ella, Richard cada vez se muestra más mezquino, mientras el coraje y la honestidad de Ewan la hacen sentirse muy próxima a él.¿Cómo conciliar su obligación de prometida y esos nuevos sentimientos desconocidos?

Ficha técnica: 
Paperback, An Avon True Romance #3, 304 pagesPublished May 1st 2002 by HarperTeen (first published April 30th 2002)Original Title: Anna and the Duke (An Avon True Romance, #3)ISBN 0064473384 (ISBN13: 9780064473385) Edition Language: English Series: The MacLaughlins.

Reseña personal:
Una novela romántico/histórica que me encantó.
Los protagonistas son dos jóvenes (ella 18 y el 24) que viven su primer amor.
Hay  romance mezclado con un   poco de acción y algo de intriga.
En este libro, Ewan un lord escocés  descubre que su padre (un inglés) le  ha dejado como herencia el título de Duque, además de mucho dinero y una mansión en Londres. Ewan tiene pésimos recuerdos de su padre y cree que éste los abandonó a él y a su madre. Vive con su abuela en un castillo escocés que casi está en ruinas y decide aceptar la herencia solo para poder reconstruir el hogar de su madre y de su infancia. Cuando va a Inglaterra a posesionarse de su título conoce a Anna en una librería, y cuando llega a su nuevo hogar descubre que tiene un medio hermano Richard , una media hermana Emily, además de una madrastra Hester. Esta es la historia de la pelea entre Ewan y su medio hermano Richard por el Ducado y por el amor de  Anna quien está prometida en matrimonio con su medio hermano Richard.
Anna es una chica joven y divertida, con mucha personalidad, bonita pero no demasiado y es buen partido a pesar que su padre no es un noble pero si tiene mucho dinero, es atrevida para su época, no solo lee a Byron, sino que es capaz de comportamientos prohibidos para la sociedad en que vive (por ejm. besa a un hombre que no es su prometido) y de un cierto apasionamiento producto de su descubrimiento del primer amor.
Ewan no desea casarse ni ostentar de su título, solo quiere rescatar el castillo para honrar a su madre y poder ayudar a la gente que depende de él. Es un joven atractivo, simpático, inteligente, honesto, buenazo de corazón y que también lee poesía (como Anna).

Ewan sin querer se enamora de Anna y trata de evitar este sentimiento porque ella es la prometida de su medio hermano y no quiere hacerle daño, pero  ¿que siente realmente Anna por él? ¿amará realmente a Richard o solo está obligada a casarse con él? Anna se siente atraída por Ewan a pesar de sentir cariño por su prometido, pero ¿que hará cuando descubra cuales son sus verdaderos sentimientos?
Una novela dulce, romántica, encantadora, muy rosa pero  sin caer en la cursilería o en remilgos. Predecible como casi todas las novelas románticas, pero me gustó como está escrita. Sus protagonistas son muy queribles y se engancha rapidísimo con la historia.
Los personajes secundarios no son muchos (madre y padre de Anna, Richard y Emily hermanos de Ewan y Hester su madrastra), la madre de Anna una mujer ambiciosa que busca para su hija escalar posición dentro de la alta sociedad londinense, ella  y Richard  los  conspirarán contra Ewan para arrebatarle el título de Duque. ¿lo lograrán o se arrepentirán de su maldad?
Una novela ingenua y nostálgica con ese romance de época en que los protagonistas solo pueden expresar su amor con gestos, miradas, con frases leídas entrelíneas. No hay escenas de erotismo, solo un romance que sellan con un par de besos. Una novela romántica que le prestaría a mi hija de 13 años para que la  leyera. 
Una novela ideal para leer entre un parón literario, o para una tarde de pereza en verano, para subir el ánimo si estas melancólica. Está catalogada como romance juvenil y te hará recordar con nostalgia romances al estilo de Mujercitas o de Anne de Green Gables, una novela para el alma romántica  ... como la mía.



Publicar un comentario