miércoles, 9 de marzo de 2016

Reseña: Noches de tormenta


SINOPSIS/RESUMEN
A sus sesenta años, Adrienne recuerda la historia de amor que vivió quince años atrás, cuando su marido la abandonó por otra y ella decidió hacerse cargo de un pequeño hotel en un pueblo de la costa. Allí, Adrienne trabó amistad con un prestigioso cirujano que se alojó en el hotel para saldar sus cuentas con el pasado. Mientras una terrible tormenta se ceñía sobre la población, ambos compartieron un fin de semana en el que redescubrieron lo que eran sus vidas y lo que podían llegar a ser.

Compré esta novela habiendo visto hace años la película (la que me gustó mucho), no había leído nada del autor (a pesar de su popularidad) así que la compré considerando era  una edición de bolsillo bastante económica y de buen tamaño para llevar en la cartera.
Después de tenerla meses esperando leerla por fin inicié su lectura, no me sentía motivada la verdad porque sabía cómo terminaría y me daba penita, por esto mismo es que empecé a leer casi con un nudito en la garganta, sensación que fue desapareciendo (y solo volvió casi terminando la historia)

Esta historia me gustó mucho mas escrita (aún cuando la película me encantó) pero la novela tiene esos detalles que no aparecen en la pantalla grande.
Me gustaron mucho los personajes, también  el hecho que los protagonistas son personas comunes y maduras: ella era una mujer de 45 años y él de 54, a veces una se cansa de leer historias de jóvenes bellas y resueltas y hombres atractivos y millonarios.

Adrianne es una mujer que ha sufrido un divorcio y tiene 3 hijos, quien se siente incomprendida y solitaria. Trabaja en una biblioteca y lleva una vida sin grandes emociones o aventuras.
Por su parte Paul ha sido un hombre que ha vivido para lograr el éxito profesional (es médico cirujano) sacrificando para ello su matrimonio y la relación con su hijo, y ahora está en busca de mejorar su vida personal.

Y ambos en un punto de su vida se encuentran  y se enamoran. Este sentimiento nace en un lapso de tiempo bastante corto y sucede por las  experiencias de vida y  la carga emotiva que arrastran tras ellos.  Están juntos 5 días que son suficientes para llegar a conocerse íntimamente (de alma y cuerpo) y darse cuenta que el amor puede llegar en cualquier momento, en cualquier lugar y donde menos lo esperabas.

(picture from: http://weheartit.com/)
Estamos ante una historia de amor maduro, pero no exento de pasión. Su encuentro los lleva a replantearse sus sentimientos y sus vidas y a cómo lograr acomodarse el uno al otro en lo cotidiano. Pero nada es perfecto. Paul viajará a Ecuador buscando reconciliarse con su hijo (él trabaja en aquel país y ambos son médicos) y Adrianne retomará su vida pero con expectativas diferentes ante la promesa que después de 1 año volverán a reencontrarse para iniciar una vida juntos.

El año que pasaran separados será doloroso y para Adrianna las hermosas cartas que Paul le escribe desde Ecuador servirán para paliar un poco la tristeza de la lejanía y que serán el mayor tesoro de la protagonista.

(picture from: http://weheartit.com/)

La novela no es larga, pero está muy bien estructurada y contada. Inicia contándonos sobre Adrianne y su vida pasados los 60 años y nos lleva a conocer su historia de amor que ella le cuenta a su hija. Aún no habiendo visto la película una puede preveer el final en el instante en que la protagonista decide contarle su historia de amor con Paul  a su hija.
Es una novela de amor pero no tiene nada de cursi o demasiado dulzón, al contrario debo admitir que Sparks me sorprendió (no le tenía fe lo confieso) porque relata de una manera  fácil, tierna,  sencilla la vida de sus protagonistas, nos cuenta cosas cotidianas y nos adentra en los sentimientos de los protagonistas sin caer en excesos o romanticismos insulsos, no cae en lo vulgar ni tampoco en buscar la lágrima fácil. 
Sus protagonistas con personas con sentimientos y carácter que pueden ser del común y eso los hace cercanos.

Una novela muy recomendable para quienes gustan historias emotivas y románticas. Para mi es muy difícil que alguna historia me haga llorar, que me emocione a la médula, si, hay historias, que derrame unas lagrimitas, también… pero así llorar con pañuelo en mano, debo decir que esta novela lo hizo, algo que hace muchos años no me pasaba. Para mi es primordial que una novela te remueva el corazón, que me emocione. Nicholas Spark lo hizo con esta historia (y eso me sorprendió) por eso le doy una máxima puntuación porque sin ser una obra maestra literaria ni un autor Nobel, logra emocionar...


También recomiendo la película protagonizada por Diane Lane y Richard Gere,  aunque (para varias en las adaptaciones al cine) tiene unos cambios bastantes notorios con relación a la novela porque se basa solo cuando se conocen y no la historia que hay tras ellos, como tampoco el motivo de porque Adrianne le cuenta todo a su hija y que es esencial en la historia.

 Pero la película tiene una linda fotografía y escenarios, los actores pegan mucho con la descripción de los personajes y ¿Quién se resiste a una bonita historia de amor?
Eso sí, tanto para la novela y la película hay que juntar pañuelos.


5/5