miércoles, 29 de junio de 2016

RESEÑA: El amante japonés - Isabel Allende






RESUMEN/SINOPSIS
El punto de partida de la historia es Lark House, una casa de reposo. De todos los personajes pintorescos con los que nos cruzamos en este espacio, Alma Velasco es la protagonista de la novela. Una mujer que aprovecha su estancia para poner orden a su vida con la ayuda de su asistente Irina y de su nieto Seth. La historia traslada al lector desde la niñez de Alma, cuando sus padres que viven en Varsovia quieren alejar a su hija de la Segunda Guerra Mundial y deciden que su hija Alma se vaya a vivir a San Francisco con sus tíos, los Velasco. Alma se encontrará en una maravillosa mansión, rodeada de cuidados, de amor y de la complicidad de su tío Isaac y de su primo Nathaniel. Isaac Belasco es todo un personaje. Un reconocido abogado de San Francisco al que se le valora por su profesionalidad, pero también por su entrega hacia los demás. Y así lo demuestra con la excelente relación que mantiene con la familia Fukuda, una familia japonesa que cuida de su jardín y con quien comparte sus momentos de ocio y meditación. A pesar de ser dos familias con culturas muy distintas, entre ambas se establecen unos potentes lazos de complicidad que se reforzarán aún más con la presencia del hijo de la familia Fukuda, Ichimei, que vivirá una intensa historia de amor con Alma. La fuerte amistad se verá truncada en el momento que los japoneses que viven en Estados Unidos se ven amenazados por el gobierno americano y son reclutados durante tres años en un campo de concentración en Utah. En esos años, Alma se convierte en una chica rebelde y es enviada a estudiar a Boston. Su carácter impetuoso y con inquietudes artísticas hace que su profesión derive hacia la pintura. Conforme el tiempo avanza, la familia Fukuda regresa a San Francisco; cada uno de ellos ha ido construyendo sus vidas, del mismo modo que lo ha hecho la familia Belasco. Alma e Ichimei retoman su relación. Una relación intensa que sobrepasa los límites del amor y que provoca que ambos tengan vidas paralelas y opten por la clandestinidad.

DATOS DEL LIBRO:
  • Nº de páginas: 352 págs.
  • Editorial: PLAZA & JANES EDITORES

OPINIÓN PERSONAL QUE PUEDE CONTENER SPOILER:

Esta novela la empecé a releer este año, la había comenzado el año anterior pero tuve que dejarla porque me costaba tomarle el ritmo. 
Leer esta novela significaba un "reencuentro" con la escritora, porque desde Paula que no había leído otra novela de I.Allende (a pesar de tener la colección completa) y por eso es que decidí retomarla este año y en un mes en que mi mente no se siente aún "saturada" de tanta lectura, y si, logré tomarle el ritmo esta vez.  Tenía muchas expectativas con la novela tanto por  el título, el resumen, la autora, reseñas y opiniones positivas habían logrado entusiasmarme para leer esta novela...

¿Que  me pareció y  cumplió las expectativas...? 

Isabel Allende repite su formula de contar una historia central teniendo varias historias a su alrededor. Historias sobre una historia diría yo, y  que conforman una saga familiar en este caso los Belasco y los Fukuda (pero, en mi opinión,  sin la grandiosidad por ejemplo de la saga familiar de Esteban Trueba y Clara en la "Casa de los Espíritus").
Eso sí, acá nos alejamos de la historia familiar, político y social de Isabel Allende que son lugares comunes de sus primeras novelas (recuerden que no he leído sus últimos libros), aunque aún hay algo que refleja en esta novela su historia personal, su vida en EE.UU, de como enfrenta la tercera edad, siempre hay algo autobiográfico en las creaciones de Isabel Allende.

La historia principal de esta novela es sobre Alma y su amante japonés Ichimei a quien conoce desde pequeña, cuando llega a casa de sus tíos en EE.UU huyendo de la guerra.
Como historia secundaria esta la de  Irina  una inmigrante con un pasado traumático y de Seth el nieto de Alma. 

Las otras pequeñas historias que nos introducen  en la saga familiar de los Belasco y Fukuda son sobre  la segunda guerra mundial: la invasión nazi, el genocidio judío y sus consecuencias, el ataque a Pearl Harbor y la persecución a los japoneses que residían en U.S.A, la época de recesión,  luego continua la historia con los locos años universitarios, la guerra fría, el tráfico sexual ruso, trata de blanca en burdeles, comercio sexual pornográfico infantil, además toca  temas como   racismo,  la vejez, las diferencias sociales, el aborto ilegal, el suicidio asistido, la homosexualidad, la muerte por SIDA... y creo que todo este sinfín de historias pequeñas dejan sin sabor la historia principal. 

Debo decir que no entendí la grandiosidad del amor de Alma e Ichimei, no logré  sentir la pasión de ambos, la lectura no logró transmitirme esos sentimientos entre ellos...ni sé porque se enamoraron tan apasionada y profundamente...no me pude conectar con los personajes.

Al amante japonés que da título a la novela, le dedica poco espacio en la historia, o quizás es un hombre tan racional y sencillo que no hay demasiado que contar  o  no lo comprendí en su totalidad. No son demasiadas páginas (en la adultez, porque en la infancia de ambos se explaya mas) las que se les dedica a estos amantes, a sus encuentros, y casi nada hay dedicado a sus conversaciones y al porque llegan a amarse tanto... quizás porque el amor es mas simple y sencillo de lo que nos promete el resumen de esta novela...  Hubo además  algunas inconexiones que adornan su historia y que me resultaron poco creíbles,  por ejemplo ¿porque Alma e Ichimei se encuentran en moteles baratos y poco higiénicos, un poco incomprensible ya que  Alma tenía acceso económico  para pagar uno de mejor calidad, lo que le da un barniz algo  sórdido mas que  romántico a este amor, no sé, creo que  es casi caricaturizar la situación de vivir a escondidas este amor prohibido, una relación que en aquella época  no podía ser vivida  a vista y paciencia de la sociedad porque ambos eran de razas  y estratos sociales diferentes,  y que en esos años era reprochable, condenatorio...

Me costó sentir emoción ante esta historia de amor, en como se desarrolla, creo  que se quedó perdida entre tantas otras historias y tantos otros  personajes...

Este es el punto que me agota un poco en Isabel Allende, que quiera abarcar en una novela tantos puntos de interés, tantos personajes y tantas historias, lo que no niego hace entretenida la lectura, porque vamos saltando de un tema a otro,  pero eso mismo quizás contribuyó a que me costara conectar con  este amor, no logré sentir emoción, ni siquiera me puso un poco sentimental los encuentros y desencuentros de Alma e Ichimei, incluso las cartas que este le enviaba a Alma eran algo frías (algo que forma parte del carácter asiático, pero que finalmente no refleja su pasión por ella). 

Alma parece ser sentimental a veces, pero también es una persona cómoda y algo fría a veces ( o quizás práctica), puede ser sensible pero también apática. Es un personaje complejo y se me hizo a veces poco querible.
Ichimei me resultó distante.


Respecto de Seth e Irina,  esta pareja  me gustó  mas que la "principal" y logré conectarme un poco mas con los personajes. Me agradó Seth y esa perseverancia para conquistar a Irina, quien lo rechaza durante un par de años (sus razones tenía), pero también encontré un poco "deslavada o desabrida" la resolución en el final de la historia entre ambos, se toma una decisión algo  práctica que le resta emoción a los sentimientos (sobre todo a los de Seth que persevera como sea para quedarse con Irina) . En todo caso ambos personajes me gustaron mucho y tenían mucho potencial para haber desarrollado una historia mas bonita, o quizás un final mas emotivo.

La novela avanza mas rápidamente hacia el desenlace en los últimos capítulos y creo que es cuando me motivé mas en leerla, aunque el final es algo predecible, en el capítulo final,  tiene un momento pequeño de ese realismo mágico que faltó en casi toda la novela y que caracteriza a Isabel Allende, que contiene un poco de misterio y   sorpresa.

Aún así resumiendo,  creo que lo que le faltó a esta novela fue un poco mas de "magia",  y  no me terminó de convencer totalmente, sus personajes no lograron encantarme hasta la médula como para recordarlos con emoción.
Es una novela que  en su todo se lee fácil , que cumple como entretención. Pero esa presentación de una gran e inolvidable historia de amor no se dió para mí, no hubo conexión. 

2.5/5