martes, 22 de septiembre de 2015

Reseña: Nunca te olvidé - Pilar Lepe





Resumen:
Jane ha vivido casi toda su vida en Willoby Manor. Llegó de la mano de su madre, quien sería la nueva institutriz de los hijos del conde, pero al morir a causa de una enfermedad, ella continuó viviendo allí para servir de señorita de compañía a la pequeña Lady. Aunque no es feliz del todo, su existencia transcurre tranquila, porque la ilusión de tener novio, la tiene complacida. Sin embargo, todo cambia en la vida de Jane, tras el inesperado regreso del hijo mayor de la familia, Scott. Los recuerdos que creía olvidados están más presentes que nunca, y los motivos por los cuales lo rechazó cinco años atrás, también. De ahí en adelante, su vida se verá envuelta en un torbellino de emociones, que por cobardía, la obligarán a tomar decisiones precipitadas.


Opinión.
Esta novela la compré en papel y la encargué directamente  a su autora, nos juntamos para conocernos en un café y tuve la suerte que además Pilar me dedicara su novela.
He leído otras historias escritas por Pilar y por eso me “arriesgué” a comprarle esta novela que se mantiene en el Top de Amazon.
Reitero que Pilar no defrauda.
Su estilo sigue siendo elegante, sobrio, de fácil lectura y de un romanticismo fino, delicado, pero no exento de pasión.
Esta novela tiene de todo lo que se espera en una novela romántico/histórica, una trama bien definida, personajes queribles y bien delineados, sorpresas dentro de la historia que marcan un rumbo distinto al que se pensaba inicialmente.
Los personajes principales son Scott Willoby, Jane Parr, Rupert Montgomery, Lady Lavinia y  alrededor de estos 4 ocurre la trama.
Hay otros personajes secundarios dentro de la historia: Edmund, Lady Eleanor, la madre de Scott, los padres de Lavinia,la sra.Grand entre otros que tienen cierta relevancia en los hechos, pero no sostienen el argumento
Jane es una chica humilde, sencilla, práctica y algo terca a veces, que trata de hacer las cosas como su posición social le demanda, esto es: no soñar con príncipes o Condes ni escalar posición, como tampoco tener grandes sueños, hacer lo que se espera de ella manteniéndose recatada y entre sombras, vivir una vida simple al lado del Edmund.
Scott que acaba de heredar el título de Conde, llega al funeral de su padre y se encuentra con Jane, quien le atraía   desde joven (se conocen de niños) y producto de sus diferencias sociales (ella es hija de la Institutriz y parte de la servidumbre y él hijo de un Conde) Jane lo rechaza y Scott se va a la India donde estuvo por 5 años. Vivir lejos de su hogar lo cambió como persona y tiene otra forma de ver la vida, y aún cuando su carácter forjado por las batallas y otra cultura lo ha hecho madurar en muchos aspectos, continúa siendo a veces algo inmaduro.
Cuando vuelve ambos sienten renacer la atracción y pasión entre ellos, pero Jane está comprometida con el hijo del Vicario y nuevamente lo rechaza. En esta primera parte vemos el desarrollo de los personajes principales y de sus personalidades aún jóvenes e inmaduras, cada uno tratando de hacer valer su forma de pensar y de ser. Jane sigue siendo razonable y terca en aceptar a Scott porque se da cuenta de sus diferencias sociales, Scott quiere tener a Jane pero no queda claro en calidad de que: esposa o amante, solo quiere tenerla para sí.
En el camino aparece Lady Lavinia una adorable amiga de infancia de ambos y además enamorada de Scott y conocemos al Marqués de Favershad un hombre mayor, de vuelta por la vida, mujeriego y libertino y de quien finalmente la lectora se enamora (en mi caso) porque es un hombre encantador, maduro, interesante y quien para mí  es el protagonista de esta historia.
De aquí en adelante la historia da un vuelco y ocurren muchas cosas en la vida de estos 4 personajes, sus vidas van a estar unidas y a la vez separadas, cruzandose en muchos momentos y situaciones.
¿A quién ama realmente Jane…?
Hay que leer el libro para saberlo porque no se los diré, no hay spoilers en esta reseña, solo les voy a  recomendar esta novela porque es realmente encantadora.
La lectura ocurre en forma rápida y ágil, me leí el libro en dos partes: en el bus de vuelta a casa los dos primeros capítulos y el resto de la historia de un solo tirón en menos de 3 horas, con eso les digo lo entusiasmada  que estaba con el libro, que quería leerlo todo para saber el desenlace.
La historia está enmarcada en una época histórica que llama a ese romance que espera con paciencia, a la delicadeza del cortejo, pero también a la pasión con unos tintes eróticos, pero no demasiados. Un relato entretenido y con personajes queribles (No podré olvidar a Rupert). Si bien, como he mencionado antes en otras reseñas, los finales en las novelas del género son algo predecibles, en este caso debo decir que la novela tiene un vuelco casi impredecible, pero aún así sigue siendo una linda historia de amor.
Aun cuando considero que me hubiera gustado saber más de la vida de Scott  durante los años que Jane pasa en Italia, haber conocido un poco su crecimiento personal, creo que hay una frase en el libro  que resume lo bien que ha madurado con el tiempo.

“Nunca te olvidé, nunca pude olvidarte, y Dios sabe que lo intenté. De muchas formas y con muchas mujeres… Han pasado muchos años, pero te quiero igual que la noche que te declaré mi amor”

Estos son los detalles que me gustan de las historias de Pilar, siempre hay una frase que nos resume sus historias de forma sensible y dulce.
Recomendable para las almas románticas  que gustan leer novelas de este género y que están  bien escritas.

Reseñas en este blog de libros anteriores que he leído de la autora:


Sobre la autora Pilar Lepe: