jueves, 15 de enero de 2015

Reseña: La ciudad de Cristal - Paul Auster

La trilogía de Nueva York: CIUDAD DE CRISTAL


Hace un año que compré este libro, porque estaba interesada en leer algo escrito por Paul Auster, compré al azar y luego me enteré que este fue uno de sus primeros libros y es un “clásico”.

Antes de continuar mi pequeña reseña, debo decir que solo he leído la primera novela. Por tanto comentaré sobre esta, y realmente no sé cuando leeré las otras dos, pero debería ser este año para tomarlo como  uno de mis retos literarios.
Esta trilogía según lo que he leído fue escrita en forma separada en distintos años y luego se publicaron como un solo libro.

Esta trilogía es un nuevo concepto en contar historias de misterio. Paul Auster según las críticas y reseñas que he leído,  es un   escritor estadounidense de origen europeo y está considerado como uno de los más prestigiosos autores de la narrativa actual. 
Volvamos a la novela.

Resumen: “La trama de Ciudad de cristal se inicia con un hecho que aconteció realmente al autor: una llamada errada en mitad de la noche de alguien que pregunta por una agencia de detectives, llamada que se repite hasta que el protagonista, Daniel Quinn, afirma ser la persona buscada y se ve involucrado en el caso. En la realidad Paul Auster nunca afirmó ser un detective, pero sí quedó prendado de las posibles consecuencias que habría tenido el haber afirmado lo contrario” (Fuente: Wikipedia).
«A Daniel Quinn, escritor de literatura policíaca, su equivocado interlocutor telefónico lo toma por un detective y le encarga un caso. Así comienza CIUDAD DE CRISTAL (1985), primera de las tres novelas que conforman LA TRILOGÍA DE NUEVA YORK. Quinn, lejos de deshacer el malentendido, se mete en el papel y se ve envuelto en una historia repleta de enigmas, complicadas relaciones paternofiliales, locura y delirio. “ 
(Fuente: http://www.entrelectores.com/libro/598.la-trilogia-de-nueva-york-paul-auster/)

Mi opinión sin spoiler:
La novela nos lleva por un relato de un misterio por resolver,  que fui leyendo para ver como terminaba esta historia algo loca, donde por una llamada equívoca, el personaje principal termina transformándose en otra persona. Quinn es un escritor viudo y que no solo ha perdido a su esposa, sino también a su hijo, y que desde la soledad de su departamento, escribe novelas de misterio. Cuando es confundido con Paul Auster el detective empieza una trama interesante y que ralla en la locura por decirlo de alguna forma. Tanto que Quinn es capaz de encontrar al mismo Paul Auster en la casa de este y conversar sobre el caso. Algo que ralla en lo genial.

No es la clásica historia de misterio y tiene un final que sorprende o defrauda depende del lector, en mi caso ambas porque estoy acostumbrada a las novelas de Agatha Christie por nombrar  la autora más recurrente que he leído en este tipo de literatura.
Es una novela cerrada, algo claustrofóbica, de mucho análisis sicológico, mucha explicación, mucho pensar, de situaciones donde el personaje empieza a rallar en la locura, de obsesión por encontrar respuestas, de mucha descripción y largos monólogos, que es lo me cansó. Pero, aunque tardé en leerla,  la terminé tratando de buscar el porqué de todo, pero Auster no da espacio a lo concreto, porque la novela en sí es un misterio.
Para leerla hay que estar en disposición anímica y sicológica , lo que en mi caso al no haber leído nada del autor me pilló de sorpresa, y no con un ánimo personal precisamente para este tipo de novela o escritor.
Debo decir que me costó mucho leer la novela a pesar de ser una trama atractiva.
No soy experta ni crítica y reconozco que en la lectura busco entretención, y no hacer un caldo de cabeza, y esta novela es para eso, para analizar, no se puede llegar y tomar el libro, leerlo y guardarlo. ¿darle una segunda lectura? Si, debería, pero no es mi caso.
No podría volver a tratar de interiorizar la   sicología del personaje, de Quinn quien realmente me dejó sorprendida y algo atónita con su obsesión, su proceder, sus pensamientos y su lógica.
Finalmente he pensado que aún no sé si me gustó o no, pero en cierta forma me desilusionó, porque leer algo para no saber es decepcionante. Creo que Auster es un escritor para intelectuales, para aquellos que buscan una forma distinta de contar historias, que no sean un lugar común. Y creo por tanto que no es para mí, porque no soy una intelectual y no quiero filosofar con una novela o libro. Pero igual le daré oportunidad a las otras dos novelas de la trilogía, porque según he leído en comentarios, mejoran con relación a la primera.
Para quien espera un relato policial no es recomendable este libro, para quien quiera leer y filosofar, este libro es el correcto.

Mi opinión con Spoiler:

 El spoiler mayor de esta novela, es que el misterio no tiene resolución, no se sabe que pasó con los Stillman(padre , hijo y esposa), quien le entrega la comida a Quinn cuando está en el departamento, que  pasa con Quinn una vez que queda sin hogar…Sino fuera por el cuaderno rojo, no habría historia.
No es la clásica historia de misterio por tanto quedé con un sentimiento de orfandad al final, porque finalmente no hay misterio por develar, así es, no se sabe que es lo que ocurre finalmente porque no hay desenlace, el crescendo se desinfla porque hay mucha descripción, análisis, mucho pensar por parte de Quinn y porque no hay explicación de lo que ocurre con los personajes que dan origen al misterio por resolver. Y yo que he leído tanto de Agatha Christie, u otros autores, donde existe un relato “coherente” : un hecho, una trama, un desenlace, un final cerrado, es difícil encontrarse con una novela donde todo y nada ocurre.
Debo confesar que su lectura me cansó en varias ocasiones, cuando el personaje divaga, cuesta retomar la historia. La historia va in crescendo y finalmente se desinfla, es lo que me parece, porque no hay conclusión, todo queda como en el aire.
Mas que spoiler escribo es para decir que tanto leer, esperando que pase algo, pero nada pasa… esa es la sorpresa del libro. La sorpresa de ser  humano.
No es el tipo de literatura que me gusta, pero es un libro distinto.
Le doy 3/5