miércoles, 6 de agosto de 2014

HOY... ¿QUE TE DUELE?



No soy doctora, ni nada parecido. Trato de evitar hablar de enfermedades porque en algún pasado fui hipocondríaca y todavía tengo resabios de ese forma de justificar mi indolencia y pereza.
Pero de alguna forma siempre he pensado que nuestro cuerpo nos da alertas "warning" y cuando no le hacemos caso, nos pasa la cuenta.
El corazón tiene pena, el alma sufre, el cerebro sintetiza y absorbe lo negatico y el cuerpo nos lo expresa. 
¿Que me duele hoy? Pues de todo un poco, y llevo días en que me duermo tarde.
Descansar y dormir  al menos entre 7 a 8 horas es imprescindible para mí y a veces no lo hago, lo que lleva al estres y a los dolores. 
Hace un par de semanas me aqueja un dolor en el antebrazo, codo y  brazo en general, del lado izquierdo.- Mi marido me dice que es estrés, y que vaya al doctor. 
Hace un par de días discutí con mi hija de 10 años porque en las mañanas tarda mucho en levantarse, vestirse, etc.  por tanto la regañé  por ser tan dispersa y poco organizada, porque era la única que no estaba lista para ir saliendo. Ella se enojó, me respondió, discutimos y la regañé. Cuando salimos de casa, el dolor en mi brazo izquierdo era peor. Pero cuando nos despedimos en el colegio el enojo entre ambas por la discusión había desaparecido y nos abrazamos y besamos. Nos sentimos contentas. Cuando llegué a la oficina 10 minutos después, no tenía nada de dolor (el resto del día es otro tema) y llegué de frentón a  buscar en internet y encontré bastante sobre el tema (no soy la única que cree en el dolor del cuerpo por nuestras emociones o preocupaciones) claro hay quienes están dedicandose a inverstigar sobre el tema, yo solo me remito a comentar en este blog, pero de manera generalizada sin ahonda, solo como reflexión. Ya lo he dicho antes, no pretendo hablar de temas médicos o científicos, pero si reflexionar.
Es sabido que mientras mas tranquilos y menos preocupaciones tengamos, menos sufrimos y menos se queja nuestro cuerpo, asimismo que mientras la adrenalina del cuerpo está a mil por hora y estamos pasando momentos de tensión, trabajo o preocupación, cuando logramos el reposo, el cuerpo empieza a gritarnos lo mal que nos hemos sentido.

Dejo unos gráficos para revisar y sobre todo tratar de descansar y priorizar lo importante en nuestra vida a fin que el cuerpo no se queje  o al menos saber distinguir cuando nos de una ALERTA O WARNING (aunque parece imposible en estos tiempos).