miércoles, 30 de mayo de 2018

RESEÑA #24 Sidney Chambers y la sombra de la muerte - James Runcie


SINOPSIS / RESUMEN: 
En la pequeña y aparentemente idílica localidad de Grantchester, cerca de Cambridge, Sidney Chambers, un vicario poco convencional, no se ocupa solo de las almas de sus parroquianos, sino también de sus secretos. Joven, atractivo, amante del jazz y exsoldado atormentado por los recuerdos de la guerra, tiene una innata pasión por la investigación. Cuando una serie de inquietantes casos trastornan la paz de Grantchester, Sidney decide ayudar al inspector Keating a resolverlos, logrando penetrar en los corazones y misterios, allí donde la policía no puede llegar. En este primer libro de la serie Los misterios de Grantchester, James Runcie sumerge al lector en una seductora atmósfera de los años cincuenta, con casos apasionantes y giros inesperados en una trama de ritmo absorbente.
Ebook disponible 
Traducción: Josep Escarré
Colección: Nefelibata
ISBN: 978-84-16261-92-5 Encuadernación: Rústica con solapas
Formato: 14 x 21,5 cm Páginas: 448 PVP: 19.80 € 


RESEÑA - Opinión personal: 

Conocí a Sidney Chambers a través del programa de tv llamado “Grantchester y esta serie está basada en los libros de JameS Runcie. Desde que ví el primer capítulo me aficioné a la serie interpretada por el actor inglés James Norton, quien caracteriza a este vicario detective.

  

Cuando pude  tener a disposición esta novela con los primeros casos que tuvo que resolver Chambers quise leerlos sobre todo porque ya había visto las dos primeras temporadas de la serie y me había gustado mucho. Una vez leído me di cuenta que la serie tiene muchas licencias tanto en la historia y los personajes, aunque la serie televisiva no pierde la esencia del libro.

El personaje principal de esta novela, Sidney Chambers, es un vicario, modesto pero no pacato, que siente afición por el jazz, la cerveza, el whisky y las partidas de backgamon con su amigo el inspector Keating,  y tiene desavenencias con su malhumorada ama de llaves, tiene un perro llamados Dickens y se transporta en su bicicleta. La historia y los personajes están ambientada en Inglaterra, tras la Segunda Guerra Mundial. 
 


La lectura en algunos casos se me hizo lenta porque no hay acción y por el hecho que como ya vi la serie, los crímenes se me hicieron conocidos,  bueno solo 3 historias porque las otras fueron más fáciles y rápidas de leer porque no recordaba la resolución de los casos.

Esta novela consta de 6 historias en las que el Vicario (o canónigo) se ve obligado a resolver varios crímenes: asesinatos y robos que ocurren en el lugar donde vive y donde él generalmente está presente. El inspector le pide su ayuda ya que siendo el Vicario supone que los sospechosos podrán contarle a él con mayor confianza todo lo relacionado con el crimen en cuestión, todo lo que no quieran contarle a la policía.Sidney Chambers es quien resuelve  los crímenes a través de su comprensión de la naturaleza humana, las soluciones llegan a Chambers gracias a su poder deductivo y su inteligencia (de la cual él no tiene gran conciencia).

Estos asesinatos o robos se resuelven a la antigua, aquí no hay persecuciones automovilísticas, tiroteos o grandes clímax dramáticos, tampoco hay teconologia, computadores, internet ni CSI. Y creo que ese es el encanto de la trama, recordar un poco la resolución de los crímenes al estilo de Poirot, Maigret o Miss Marple. Tampoco son crímenes complicados ni sangrientos, no hay asesinos seriales, al contrario diríamos hasta que hay una cierta simplicidad en los hechos.

Y hablando del libro lo que me ha gustado ha sido  la manera en la que el autor mezcla las investigaciones policiales, con la vida de Chambers y de sus amigos, la relación con su familia, su afición al jazz, a la cerveza caliente y el whisky, a las partidas de backgamon con su amigo el inspector Keating, las regañinas de su malhumorada ama de llaves, su relación con Amanda …y sobre todo  su relación con Dios porque mucho de la narración se basa en la vida diaria del Vicario, en sus amistades, en sus dudas respecto a su profesión, en la preocupación por sus feligreses, Sidney Chambers es un hombre de Dios  que vive realmente preocupado del prójimo y de mantener la integridad y la intimidad de las personas, negándose a juzgar, sancionar o imponer penitencias, y ahí radica el encanto del personaje. En la serie el personaje suele ser más apasionado, más sensual y mucho más dramático y sufrido. En el libro es descrito un poco más reflexivo y menos complicado (sobre todo amorosamente) que en la serie. La trama no gira expresamente en los crímenes sino en los personajes. Es un vicario que también tiene complicaciones románticas y en estas historias son su amiga Amanda e Hildegard una viuda quienes ocupan su mente.

 


Las diferencias se hacen patentes una vez que se ve la serie y luego se lee el libro o viceversa por ejemplo el misterio con respecto al anillo perdido no involucra asesinato en el libro, y Sidney no pasa la noche en la cama del cantante de jazz. El libro pone más énfasis en las creencias cristianas de Sidney y su lucha para cumplir su papel como sacerdote. Toda la línea de tiempo de Amanda / Sidney / Hildegard es diferente en el libro. Leonard no es homosexual en el libro, aunque si hay un capítulo que trata sobre la homosexualidad en los años ’50.

Sidney Chambers es un personaje más reflexivo y menos problemático en el libro que en la serie de televisión y es aquí donde la pregunta …¿ me gusta más la serie o el libro?…


Chachan!!! No lo sé, creo que ambos son super recomendables, la serie eso sí es más visual y con más ritmo, la lectura es más reflexiva y con menos dramatismo en lo sentimental. Estan a la par se disfrutan igual… claro que la serie tiene como ventana a James Norton.




 «Un hombre justo en un mundo imperfecto.
Sidney Chambers entra con fuerza
en el universo de los grandes detectives.»
Daily Mail
«Puro placer.»
The Scotsman
«Una novela negra intimista y llena de secretos
que dibuja un incomparable retrato del periodo posterior a la Segunda Guerra Mundial.»
The New Yok Times
«Ningún detective, desde el padre Brown,
ha sido tan cautivador.»
The Independent
«Todas las historias tienen ecos
de Agatha Christie.»
The Scotsman
«Una lectura irresistible que hace revivir
la encantadora atmósfera de un pueblo inglés
de los años cincuenta.»
The Times
«Cada historia, muy bien escrita, está
llena de sorpresas que nos hacen augurar
un maravilloso futuro para la serie.»
The Spectator








Publicar un comentario