viernes, 30 de junio de 2017

Inocencia y perfidia - Elizabeth Bowman


Sinopsis/Resumen:
Una mujer inocente más un hombre pérfido, más otro hombre pérfido. Está claro que solo uno de los dos puede ser redimido del halo de maledicencia que lo precede; está claro que la mujer solo elegirá a uno de los dos. Entonces, el tercero se cae de la ecuación. Antes, sin embargo, hará todo lo posible por quedarse.
Caroline Barton ha vivido una vida sencilla en la campiña inglesa, en un pueblo que parece que no se enteró de que están a principios del tumultuoso siglo xix. Ella no conoce el mundo y el único indicio que tiene de un vínculo amoroso es el de su hermana Rachel que se ha casado por amor. Caroline desconoce, entonces, lo infrecuente de ese tipo de uniones.
Cuando Rachel está por dar a luz, la hermana menor se traslada para acompañarla: sale así por primera vez del caparazón idílico en el que vivía. En casa de su hermana, conocerá al pérfido señor Diggory que la persigue con unas intenciones que ella rechaza. La inexperiencia hará que Caroline elija al señor Knoxville, en cambio, un hombre cuya fama solo es digna de ser mencionada en tabloides amarillistas y al que ella cree poder salvar a través del afecto. Diggory, pérfido al fin, intentará por todos los medios separarlos. Y lo logrará, aunque más no sea solo por un breve tiempo. La inocencia, el incontrolable deseo, como así también la férrea voluntad de Caroline la ayudarán a despejar las incógnitas de la ecuación y resolver, de una vez, el enigma.
Ficha técnica:
Paperback, 349 pages
Published 2013 by Vestales
ISBN13 9789871405305
Edition Language Spanish



OPINIÓN PERSONAL:

              Esta fue la primera novela que Elizabeth Bowman escribió y resulta ser una historia  encantadora. Una novela encantadora, tierna y con su cuota de intriga y sufrimiento, escrita a la "antigua".

La historia se enmarca dentro del género romántico/histórico en  una sociedad donde pulula la gente adinerada y con nobles títulos, con inmensos palacetes campestres y el lujo de la sociedad londinense, aunque mayormente transcurre en el campo y en dos pequeños pueblos.
Una historia totalmente romántica, que nos cuenta como los protagonistas se conocen y de a poco se van enamorando a pesar de ser dos personas muy distintas a los que ellos frecuentan y mucho menos a quienes entregarían su corazón, pero a pesar de estas diferencias nace entre ambos el amor, puro y verdadero.

Se nota la influencia de las lecturas de  Jane Austen y otros clásicos en las escritura de Elizabeth B. porque su  lenguaje es muy cuidado, fino y delicado, además que hay ciertas características en la historia y personajes que me recuerdan alguna de las novelas clásicas de este género, tanto en su forma de narrar y en cómo se va formando la trama de corte romántico, como también en que carece de escenas eróticas (bravo!) aquí tenemos una novela de puro sentimiento, romance y amor.

Me gusta como Elizabeth B. describe los paisajes porque una se hace la idea de estar en el bosque sintiendo los rayos del sol y el sonido de los pajaritos, una se transporta a esa época, se imagina claramente como es el paisaje, los ambientes en que se desarrolla la trama, estos detalles son precisos y no hay floritura en el lenguaje por lo que no se hace cansino sino al contrario, una siente que está disfrutando (por ejm.) de una tarde cerca del lago.

La protagonista Caroline es una  joven ingenua de 18 años, de origen humilde, pero educada que aunque no lee mucho, si tiene talento para el dibujo y la música. Su hermana se ha casado con un hombre rico y goza de buena posición, lo que la lleva a trabar amistades de personas de la alta sociedad y gozar de paseos,  bailes y  eventos que la llevaran a conocer a Cooper Knoxville, nuestro guapo protagonista. Cooper  es  un libertino frívolo y superficial, que ha dilapidado la fortuna de su padre y del que solo va quedándole el apellido y su sangre “noble”, solo busca divertirse en la vida, gastando el dinero a diestra y siniestra sin tener un meta definida en su vida, pero la inocente Carolina  logra trastocar su forma de pensar y de ver la vida.

Una historia bonita, con protagonistas que encantan, con personajes secundarios interesantes y con un malvado intrigante que aporta con sus engaños la cuota de dolor y desesperación a los protagonistas, creo que esta es la parte mas emocionante de la novela donde avancé en la lectura porque quería ver como se descubría al malévolo Diggory y quizás por eso también encontré el desenlace algo abrupto (o muy escueto) y sin el protagonismo de Caroline y Cooper, pero me parece que también eso le da un toque original a la conclusión de la novela.

Lo único malo es que cuando leo estas historias bonitas quedo con gusto a poco, sobre todo porque en este caso me  leí la novela en un día y medio...

Recomendable para las almas románticas, que gustan leer historias de amor clásicas, sin escenas eróticas, para quienes gustan de leer novelas de amor “a la antigua”….a mí me gusta este tipo de novela y las disfruto mucho.  Esta es la tercera novela que leo de Elizabeth y puedo decir que no defrauda.

Sobre la autora y su obra: