martes, 23 de febrero de 2016

Reseña: El último adiós de Kate Morton (The Lake House)



Resumen y sinopsis 

Una historia de secretos, de misterios y recuerdos, de personajes complejos, de vínculos familiares y de todo lo que algunas personas son capaces de hacer por aquellos a quienes aman.
Theo, un niño pequeño, desaparece de una majestuosa casa de campo inglesa durante la noche en la que se celebra la gran Fiesta de Verano en 1933. A pesar de la exhaustiva investigación policial no se encuentra ningún rastro y su familia, devastada y desesperada, empaqueta todas sus cosas, cierra las puertas y se marcha. Regresan a Londres para no volver jamás.

Setenta años después conocemos a un personaje contemporáneo, Sadie Sparrow, que da la casualidad que es inspectora de policía en Londres. Sadie se halla veraneando con su abuelo en su casita de campo de Cornualles, cuando una mañana sale a correr; corre por el bosque, atraviesa un prado y se topa con un claro en el que se encuentra una casa abandonada. No puede resistirse: se arrastra hasta llegar a la vieja mansión y mira a través de una ventana de la planta baja. Y hay algo que le hace sentir que un suceso terrible ocurrió en esa casa. Ahora, llena de curiosidad, está decidida a descubrir lo que pasó.

OPINIÓN PERSONAL:

No voy a entrar en detalles sobre los personajes o la trama en esta pequeña reseña, porque si han leído alguna novela de Kate Morton, saben cómo cuenta sus historias (mediante flashback y saltos en el tiempo o épocas) por tanto al comentar algo podría  sin querer arrojar algún spoiler y  le restaría  la sorpresa al desenlace de la novela.


Kate Morton sigue en esta novela con la formula que ha usado para todas las anteriores, nos va contando la historia a dos tiempos, mezclando pasado con presente a medida que va relatando los hechos, juega con el lector porque va dejando pequeñas pistas, las que algunas veces  nos lleva a conclusiones erróneas lo que genera más de una sorpresa en el desenlace, y este estilo, esta fórmula es lo que me gusta de Morton y que la ha convertido en mi escritora favorita.

Nuevamente estamos ante una novela donde las mujeres son las  protagonistas de la historia, en este caso 3 mujeres en diferentes tiempos: Eleanor en los años ’30, su hija Alice una adolescente que encontramos además en el año 2003 siendo una mujer de 80 años, y Sadie contemporánea que producto de unas vacaciones forzadas se encuentra con la historia de la familia Edevane, queriendo descubrir que pasó con el pequeño Theo.

Las historias familiares de K.Morton son muy similares en el sentido que nos cuentan como la vida puede trastocarse de acuerdo a las decisiones que toman sus protagonistas, las que siempre son mujeres, va contando la historia en forma paralela según va ocurriendo en el pasado y a su vez como va descubriéndose en el presente.

Las historias siempre tienen un dejo trágico y nostálgico, hay melancolía en los recuerdos, tristeza en las decisiones tomadas por los personajes y que originan cambios,vuelcos en la vida de sus protagonistas y los llevan muchas veces a la tragedia. 
Las mujeres siempre cargan tras sus espaldas algún error, un secreto, una tragedia o una tristeza, pero casi  siempre tienen una oportunidad para compensar ... aún así (yo que he leído hasta ahora 4 de sus 5 novelas) puedo decir que a pesar de sus similitudes, ninguna de sus historias es igual, todas son distintas y no se parecen entre sí, y es lo que me gusta de leer sus historias.

El último adiós son mas de 500 páginas de  una hermosa historia de amor, pero no de la típica historia, sino de la que exige sacrificios, renuncias, lealtad y cumplir promesas.

El libro no se me hizo ni aburrido, ni lento, al contrario su ritmo es ágil, rápido, siempre está ocurriendo algo nuevo, la historia no se detiene y una quiere leerla lo mas rápido posible para saber en que terminará.

En mi caso si debo decir que de alguna manera sospeché como terminaría, pero aún así Morton logra sorprenderme con detalles hacia el final de la historia, que quizás es un poco forzado, pero igual me hizo sentir nostálgica y con ganas de echar un par de lagrimones.

Resumiendo, Kate Morton no me defraudó, seguiré esperando sus historias futuras.
3 cosas antes de finalizar: 
-para leer a Morton, hay que hacerlo en el orden de aparición de sus novelas, porque ha ido de menos a mas.
-la mejor novela para mí sigue siendo "El cumpleaños secreto"
-lo que no me gustó de la novela fue su portada y transcripción al español del título ¿porque no la tradujeron literalmente del inglés como "La casa del Lago"? 
Dejo las portadas de otras ediciones en inglés que me parecen mas bonitas y acertadas.

Portadas con el nombre original de la novela (a mi parecer, mucho mas bonitas que las de la versión en español)